Sobre nosotros

ENCUENTRO DE JÓVENES DEL MOVIMIENTO CALASANZ Y LA FAMILIA CALASANCIA EN CHILE

En tus manos, transformar el mundo.

ENCUENTRO DE JÓVENES DEL MOVIMIENTO CALASANZ Y LA FAMILIA CALASANCIA EN CHILE

8° ENCUENTRO JUVENIL ESCOLAPIO – 30 Y 31 DE AGOSTO DE 2019

COLEGIO CALASANZ, SANTIAGO DE CHILE

ESCOLAPIOS, CALASANCIAS Y ESCOLAPIAS.

Además de que la primera parte de este lema (EN TUS MANOS) sea el slogan de gran parte Escuela Pía en el mundo durante este curso, la frase completa puede perderse en la moda de frases motivacionales superusadas que llegan a gastar su contenido. Justo en estos dos días del Encuentro Juvenil Escolapio de Chile quisimos dar sentido a cada parte del lema y a la misma idea de encontrarnos como jóvenes, como cristianos y como familia calasancia.

Entre los días 30 y 31 de agosto de 2019 tuvo lugar la octava edición de este encuentro en el colegio Calasanz de Santiago. Participaron 280 jóvenes estudiantes de educación media (14 a 18 años) de 7 colegio y una parroquia de la familia calasancia: escolapias, calasancias y escolapios. Adicionalmente estuvimos acompañando unos 50 responsables entre animadores jóvenes, asesores y profesores.

Las actividades más importantes realizadas durante el mismo fueron: las oraciones muy simbólicas y juveniles, testimonios de otros jóvenes cristianos, intervención teatral sobre el tema del acoso escolar o Bullying, la GymKana, la presentación de la Banda Cristiana Kerigma y las dos actividades en las que concentramos mayores esfuerzos y según las evaluaciones de los propios estudiantes han sido las mejor valoradas: los círculos de reflexión y los talleres de formación cristiana.

Los círculos de reflexión fueron el elemento que mayor expectativa generó entre los estudiantes al momento inscribirse en el encuentro. Consistió en 8 temas de interés social, tratados desde una perspectiva cristiana. Fueron preparados por los mismos profesores de las diversas obras: en una hoja por una sola cara, un texto que diera sentido a la discusión, ello complementado con preguntas para la reflexión. Cada estudiante podría escoger el tema en el que quisiera participar al momento de la inscripción. Los temas abordados fueron: feminismo, migración, discriminación, manejo de redes sociales, drogas y alcohol, diversidad sexual, ecología y pobreza. En general esta actividad fue muy bien acogida por los participantes, el objetivo aquí era el de ofrecer un espacio para poder conversar estos temas con libertad. Cada pequeño grupo que se hizo para la reflexión estaba acompañado por un animador o profesor.

Los talleres de formación cristiana fueron muy bien valorados también, el objetivo aquí iba más en función de ofrecer formas novedosas y cercanas a la realidad de los jóvenes de vivir el mensaje de Jesús. Al igual que los círculos de reflexión, los talleres fueron preparados por profesores y/o asesores del Movimiento Calasanz, pero aquí más que reflexionar un tema se trató de aprender diversas cosas: danza cristiana, pantomima, ecología cristiana, pintura cristiana, pulseras, música cristiana, juegos y dinámicas, liturgia y mujeres en la Biblia. Cada participante pudo escoger con antelación el taller que mayor interés le despertase.

Entendemos por las evaluaciones y los comentarios que los jóvenes nos han hecho directamente, que se la pasaron muy bien, pero a decir verdad me quedo con la satisfacción en la cara y la actitud de los animadores, asesores y profesores que estábamos al frente de la actividad. Se notaba entre todos una atmósfera positiva, llena de optimismo y de alegría. Un oasis en medio de una realidad tan complicada para la iglesia como lo es la realidad chilena. Un oasis también en medio de un mundo que no “necesita” de este tipo de mensajes.

Hay que seguir generando formas de conectar a los jóvenes con el mensaje de Jesús, no como una tarea que brote de la responsabilidad pastoral que tenemos muchos, sino como una necesidad de compartir con ellos el llamado que hemos recibido y al que estamos intentando responder, para que así ellos estén también atentos al llamado que Jesús les hace.

Para finalizar, les comparto algunos de los comentarios que los participantes hicieron en la evaluación:

“Fue una experiencia muy gratificante”

“Fue un buen método para reforzar la fe y adquirir habilidades sociales”

“Nunca había sentido tantas cosas al mismo tiempo”

“demasiado acogedora, divertida y libre”

“buena, hice nuevos amigos y logré conectarme con Dios”

“me gusto ya que pude saber más sobre las situaciones que están ocurriendo actualmente”

En este encuentro también aprovechamos para lanzar el Instagram y Facebook del movimiento Calasanz de Chile: @movimientocalasanzcl en Instagram y Movimiento Calasanz Chile en Facebook.

Movimiento Calasanz Chile.