Sobre nosotros

Séptimo encuentro juvenil escolapio en el colegio Hispano Americano

Los días 17 y 18 de agosto en el colegio Hispano Americano, se vivió una intensa actividad que convocó a más de 250 jóvenes con motivo del “Séptimo encuentro Juvenil Escolapio”.
A la jornada asistieron jóvenes de los distintos lugares en lo que está presente la obra Escolapia: Parroquia de Barrancas, Instituto del Puerto de San Antonio (IPSA), y los colegios de Santiago Hispano Americano y Calasanz. También, se contó con la presencia de colegios de la familia calasancia: Escolapias y Calasancias. El Encuentro juvenil escolapio fue la oportunidad de encontrarse para celebrar la vida, compartir las preocupaciones por los principales problemas de nuestra sociedad actual y reflexionar sobre el estilo de vida, todo esto desde una perspectiva cristiana. Este es ya el SÉPTIMO encuentro, una tradición de los últimos años que ha traído para todos grandes alegría y buenas amistades. “Es un ENCUENTRO porque estamos aquí de manera libre, con ganas de compartir la vida y la fe. Nos encontramos porque la mejor manera de impulsar cambios en nuestra sociedad es actuando de manera conjunta. Estamos en una etapa de nuestra vida en la que la ilusión nos impulsa, soñamos con un mundo mejor y eso nos llena de energía para atrevernos siempre a más. La etapa JUVENIL en la vida de una persona es la etapa de los grandes sueños” (mensaje del Papa Francisco a los jóvenes chilenos, enero 2018). Nos unen muchas cosas, pero hoy resaltamos el que todos somos parte de la gran familia ESCOLAPIA, de la gran familia calasancia. Todos estamos vinculados a algún colegio o parroquia inspirados en el carisma de San José de Calasanz, todos los aquí presentes vibramos por los mismos ideales de Piedad y Letras para la transformación de la sociedad. A todos nos une la misma fe en Jesús; para todos nosotros el amor al prójimo es una prioridad; todos somos parte de la misma comunidad universal.

Entre las actividades desarrolladas durante el encuentro destacan las conferencias y trabajos por grupos para discutir sobre la realidad del país y de la Iglesia. También los cantos y bailes. Fue muy divertida la Gymkana que culminó con el Reto Mannequin Challenge y en los talleres aprendimos y compartimos a gusto. La oración tipo Taizé fue novedosa y la Eucaristía un gran momento de encuentro con el Señor. Gracias a todos los que hicieron posible este encuentro, gracias a todos los que sueñan con un Chile mejor, con un mundo mejor.

A continuación, en el lado derecho, presentamos el vídeo del “Mannequin Challenge” que realizaron los miembros del Movimiento Calasanz.
Más abajo, se adjunta una galería con las imágenes del Encuentro.