Fundación Calasanz para la Juventud

"Si desde la infancia el niño es imbuido diligentemente en la Piedad y las Letras, puede preverse, con fundamento, un feliz transcurso de toda su vida".
San José de Calasanz

Quienes Somos
Recuerdos de un verano especial…
volver a noticias  

 

Cada año los jóvenes de la Pastoral del Colegio Hispano Americano se preparan y realizan un Bingo para financiar sus trabajos de verano. Instancia, que los invita a conocer y empatizar con una realidad distinta a la de ellos; quizás por primera vez se acercan a la pobreza. Felipe Quintanilla, alumno de cuarto medio participó este verano del Campamento con los niños de Escuela Recrear. Le pedimos que nos relatara qué significó para él conocer y compartir con los niñ@s de Recrear.

“Siempre recordaré la primera vez que con mi comunidad fuimos a la Escuela Recrear. Entramos a una mediagua, era verano, por lo que el calor era bastante y solo tenían un ventilador para refrescarse. Cuando los niños nos vieron, todos corrieron a abrazarnos como si hubiésemos sido amigos de toda la vida. Nos preguntaron nuestros nombres y se los grabaron en sus cabecitas para siempre.

Esa sensación fue chocante, porque esos pequeñitos que recién nos estaban conociendo, nos entregaron todo su cariño y afecto incondicional, invitándote a participar en las actividades de la escuela, a jugar a la pelota,  a pintar o nos pedían ayuda para terminar sus tareas .

Gracias a recrear y a esos pequeños inocentes, descubrí que ellos me enseñaron algo mucho más valioso de lo que yo les hubiera podido enseñar, que era dar lo mejor de uno, sin importar si se recibía algo a cambio, ya que ellos lo hacían solo por el hecho de divertirse u olvidar sus problemas personales.

Cuando pude darme cuenta de eso, me prometí que mientras yo estuviera con ellos, no me permitiría verlos tristes, ya que haría todo lo que estuviera a mi alcance para sacarles una sonrisa que valía más que cualquier cosa en el mundo.

Esta hermosa experiencia ha sido una de las que, a mis 17 años de edad, me ha enseñado tantas cosas que guardaré por siempre en mi cabeza y que espero que mucha gente más pueda descubrirlo, porque esos niños de verdad lo único que quieren es tener a un amigo que les entregue lo que ellos les dan, cariño, afecto y por sobre todas las cosas, entrega incondicional por el otro”.

 

 
...................................................................................................................................................................................................................................................
Fundación Calasanz para la Juventud - Pedro Torres 98, Ñuñoa, Santiago.
Teléfono: (56-2) 3411449  Fax: (56-2) 274 8483