Sobre nosotros

Colegio Hispano Americano

La Fundación Educacional Colegio Hispanoamericano de Santiago es un establecimiento educacional perteneciente a la orden religiosa de los Padres Escolapios.

Ubicado en Calle Carmen 960 junto a Av. Matta, se destaca el perfil de las tres torres de la Basílica Nuestra Señora del Pilar, Iglesia del colegio.  A su costado norte, unos peldaños nos introducen en el Colegio. Nos recibe un hermoso claustro de dos pisos de columnas. Arquitectónicamente hablando, la construcción de nuestro colegio representa al estilo neoclásico, siendo considerado uno de los colegios emblemáticos de Santiago. De acuerdo al Plano regulador comunal de la Ilustre municipalidad de Santiago, nuestro establecimiento es considerado como un Inmueble de Conservación histórica.

En el año 1912 se coloca la primera piedra en los terrenos donados por Pedro Fernández Concha, a la ceremonia asistieron el Presidente de la Nación Ramón Barros Luco, Enrique Villegas, Pedro Fernández Concha, el embajador de España y los presidentes de las instituciones españolas en Chile. La primera parte de la obra fue dirigida y planificada por el arquitecto español José Forteza.

El colegio fue inaugurado el 12 de marzo de 1917 con un total de 125 alumnos, para dar paso al año siguiente a las Humanidades, siendo el primer Rector el RP. Justo Blanco. Durante los primeros cincuenta años los profesores fueron en su mayoría miembros de la Comunidad Religiosa de los PP. Escolapios.

En poco tiempo, el colegio se convierte en un centro educativo altamente solicitado, tanto por su prestigio educativo como el de su internado, donde se formaron diversas generaciones de jóvenes cuyos padres vivían a las afueras de la ciudad, siendo además la cuna educacional de los hijos de los inmigrantes españoles en Chile.

Durante la década de 1950 el colegio experimenta un crecimiento en sus instalaciones siendo la más notoria la construcción de la Iglesia basílica en honor a Nuestra Señora del Pilar, a cargo del arquitecto español Pablo Zabalo. Esta enorme construcción terminada en tres puntas le da al colegio un estilo único e inconfundible, permitiendo además, que el establecimiento pueda ser visto desde una distancia considerable. La punta mayor de la Iglesia tuvo que ser reconstruida tras el terremoto que afectó a la ciudad de Santiago el año 1985.

Un segundo cambio experimentaría el colegio en 1983, cuando deja de ser un establecmieto exclusivo de varones y se convierte en uno mixto, siendo la primera promoción mixta el año 1995.

En el año 2017, el Colegio celebró su primer centenario junto a los 450 años del natalicio de su patrono San José de Calasanz.

Contáctanos
Teléfono

+ 56 9 9999 99 99

Contáctanos